Blogia

Cristofor Gartza

¿Por qué ya casi no hay ni poetas ni guerreros?

JUAN PABLO VITALI

A los niños de fuego y de ceniza
A las ciudades arrasadas desde el aire

La poesía y la guerra nacieron juntas. Cuando el hombre tantea la muerte, siente indefectiblemente la necesidad de vincularse a algo más elevado que él mismo, superándola. Los pueblos indoeuropeos nos han dejado extensos testimonios de ese intento. El Bhagavad Gita, la Ilíada, las Sagas, el Ciclo del Grial, los Cantares de Gesta. Todo forma parte de un intento de superación de la muerte mediante símbolos estéticos, que son también símbolos sagrados.
 
En el instante extremo del combate es muy poco lo que puede considerarse esencial. Los antepasados y los dioses se convierten entonces en parte del guerrero. Viven ya en un mismo mundo, definitivamente, aunque el guerrero se mantenga todavía con vida.
 
Por eso van juntas la poesía y la guerra, porque los valores del último instante son de algún modo absolutos, y porque la muerte material debe ser superada por un alma inmortal que se lo ha ganado en la batalla.
 
No hay nada más poético que la muerte de un guerrero. Esa muerte implica un cambio en el universo mismo, en la sucesión de la sangre, en la comunidad que lo ha engendrado y seguramente también en los mundos invisibles donde viven los guerreros que lo han precedido.
 
No hay guerra sin poesía. La muerte convierte al caído, ipso facto, en un superhombre. No importa que un poeta no cante esa muerte en particular. Podría decirse que no hay muertes particulares cuando se ha ingresado como ciudadano en esa república aristocrática de la muerte con honor.
 
Existe, sin duda, una gloria común a todos los leales. Y dos veces benditos son los que además de pelear sinceramente, lo hacen por una causa justa. Los sinceramente equivocados tendrán también su paraíso, pero los sinceros de justas causas se elevarán sin duda a la categoría de semidioses.
 
En la entrega de la sangre está seguramente la estética absoluta de un espíritu poético, porque la sensibilidad del poeta y del guerrero son similares. Sólo es diferente su forma de atravesar la realidad, en un viaje hacia una realidad superior y pura, luminosa y fatal. Sobrehumana, en el sentido nietzscheano.
 
A medida que la edad oscura avanza, resulta más extraño encontrar una expresión o una acción heroica. Ya casi no hay poetas ni guerreros. Se han convertido en parte de una realidad extemporánea. Los hombres de esta época se mueren de forma intrascendente.
 
La degradación torna difícil la poesía, que desaparece como va desapareciendo la guerra en el sentido antiguo. Muy pocos hombres comprenden hoy el sentido primordial y sagrado de la poesía y de la guerra.
 
Algún día, pasados milenios de milenios, ese sentido sacro de las cosas volverá, para expresarse nuevamente en su real dimensión. Mientras tanto, siempre hay un pequeño espacio y un breve instante donde la estética y el pensamiento atraviesan la oscuridad. Es un punto a veces mínimo, pero a través de él podemos atravesar la eternidad, como nuestras abuelas enhebraban el hilo de coser en una aguja.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ecologismo de Espíritu

Lo que SÍ queremos:
1. Queremos un mundo movido por un aliento superior, hermoso, noble, lleno de sentido.
2. Queremos un mundo en que la técnica y sus instrumentos, lejos de constituir un fin en sí mismos, sean vistos como un simple medio de satisfacer las necesidades materiales.
3. Queremos que se detenga la frenética carrera en pos de un “progreso” que, si en las condiciones actuales se extendiera a los 6.000 millones de habitantes de la tierra, acabaría irremisiblemente con ésta.
4. Queremos un mundo en que los grandes avances tecnológicos, en lugar de aumentar el “espíritu de trabajo”, permitan reducirlo al máximo.
5. Queremos que estos mismos avances, redundando en beneficio de todos, permitan reducir el abismo existente entre los grandes poseedores y el conjunto de la población.
6. Queremos vivir en una sociedad que encuentre su más alta significación en la belleza: en la del gran arte sobre todo, pero también en la del hoy desaparecido arte popular.
7. Queremos un mundo cuyas grandes obras y acciones merezcan ser recordadas por quienes nos sucedan.
8. Queremos sentirnos integrados en una comunidad, arraigados en su historia, proyectados hacia el futuro.
9. Queremos que el hombre, al descubrirse como único ser pensante en el universo, no intente esconder la angustia de su soledad, tomándose por dueño y señor de todo lo existente.
10. Queremos que, junto con la libertad que nos enaltece, sean reconocidas y celebradas las fuerzas oscuras que nos trascienden.
11. Queremos que dicho reconocimiento encuentre cauce y expresión, siendo colectivamente celebrado mediante cultos y ritos.
12. Queremos un mundo en que palabras como “misterio”, “asombro”, “maravilla”, dejando de ser sinónimo de “fantasmagorías vanas”, alcancen su más pleno sentido.
13. Queremos una sociedad en que la irrenunciable libertad de expresión corra parejas con la no menos irrenunciable afirmación de principios sustanciales.
14. Queremos que, así como el respeto de la vida corporal constituye un principio inviolable, se otorgue idéntico carácter al respeto de la vida espiritual.

Lo que NO queremos:
1. No queremos un mundo en el que la satisfacción de las necesidades materiales y el imperio de la técnica constituyen el horizonte a partir del cual toma sentido la existencia de los hombres.
2. No queremos un mundo en el que el espíritu del dinero y del trabajo -el ámbito de lo práctico y utilitario- impregna la vida de los hombres, incluido su tiempo de ocio.
3. No queremos vivir sometidos a un bombardeo publicitario que, invadiéndolo todo, nos asedia con mil señuelos: superfluos, inalcanzables, pero tan tentadores como… frustrantes.
4. No queremos que los desmanes cometidos por el comunismo se conviertan en la coartada de los poderosos para aumentar hasta el infinito su riqueza y su poder.
5. No queremos un mundo envuelto de vulgaridad y fealdad: arquitectónica, vestimentaria, ornamental, decorativa… Y lo que es peor: envuelto de fealdad “artística”.
6. No queremos un arte que, incluso en sus más altas expresiones (tanto las de otros tiempos como las que aún pueden darse hoy), es asumido como mero entretenimiento y distracción.
7. No queremos una cultura convertida en el espectáculo en que la transforman la industria cultural y mediática. No queremos vivir en la sociedad del espectáculo: superficial, frívola, regida por el vedetismo.
8. No queremos el individualismo a ultranza de una sociedad en la que los hombres viven como meros átomos agregados unos al lado de los otros.
9. No queremos morirnos sin más. No queremos desaparecer sin que en la memoria colectiva de los hombres quede una huella, bella y noble, de nuestro paso por la tierra.
10. No queremos privar a nuestros antepasados de la memoria que nos legaron: no queremos olvidar ese pasado sin el cual ningún presente sería.
11. No queremos una sociedad desprovista de aliento colectivo, carente de razones, grandes y nobles, por las que vivir y afirmarse colectivamente.
12. No queremos una libertad desprovista de ideales, principios y valores cuyos únicos valores son los del dinero.
13. No queremos una democracia que, por el mero hecho de elegir cada cuatro años a los gestores públicos, hace creer a los ciudadanos que son ellos los auténticos dueños del poder.
14. No queremos una igualdad que sea sinónimo de “igualdad por abajo”: que no reconozca a los mejores, que excluya la excelencia, que no busque la “igualdad por arriba”.

Blas de Lezo

Llegaron con la arrogancia de siempre, y fueron derrotados con los métodos de siempre.

Sed como lobos

Sed como lobos.
Fuertes en soledad, leales en comunidad.

Friedrich Nietzsche

El Tolkien de la Logse

Hay cosas que no se pueden discutir. Incluso el más acabado producto de la cultura contemporánea terminará por admitir que un libro es un libro, y que en él se dice lo que su autor quiso decir. Sin embargo, con la conversión de la obra del profesor Tolkien en objeto de culto y de comercio, se le está exponiendo a todas las tentaciones de la LOGSE.

Cuando, entre 1936 y finales del siglo XX, la Tierra Media fue campo acotado para quienes la leían, y para quienes se recreaban en ella, la saga de Tolkien cumplió las múltiples funciones que su creador entrevió en la literatura épica y mitopoyética. Tolkien dio nuevo cauce a los valores eternos de lo europeo, y criticó desde ellos los avances de la modernidad. Esos avances, sin embargo, han globalizado a Tolkien, lo han hecho universalmente conocido, aunque no universalmente estimado ni entendido. Lo que es un problema.

Hace un año –denso de acontecimientos, pequeños y grandes, positivos y negativos– se anunció en estas páginas el estreno de la tercera y última parte de la trilogía cinematográfica basada en El Señor de los Anillos. Y ya entonces, con indudable acierto, se señalaba la contradicción entre la tradición recreada por el oxoniense y la cultura de la LOGSE, del botellón, de la discoteca, de lo primario. En efecto, resulta poco probable un Samsagaz que, ocupado en sus asuntos o en su resaca, se negase a la áspera tarea de servir hasta el extremo la causa ¿perdida? de Frodo Bolsón. Y resulta risible la idea de un Peregrin o un Meriadoc que, en plena epopeya, se nieguen a aceptar como más autorizadas las decisiones de Théoden, Elrond o Galadriel.

La contradicción entre el modo de vivir que hoy se nos propone y el mito-Tolkien es radical. Sin embargo, la difusión por todos los medios de la historia por él narrada, ¿contribuye a difundir sus valores o más bien los adultera?

Un día de optimismo puede pensarse lo primero. La realidad cotidiana de la mayor parte de nuestra juventud prueba la segundo. El héroe de la LOGSE es Boromir, porque es el más violento, el más duro, el más gallo. En él se aprecia el pragmatismo, y en definitiva se entiende que pida el Anillo del mal; cuando en realidad sólo su redención por amor en sacrificio extremo lo hace heroico.

El Tolkien esencial de los medianos humildes y alegres, los elfos lejanos y sabios y los guerreros terribles de nuestra tradición, sigue vivo donde siempre estuvo: no en las hipergonadales víctimas de la LOGSE, sino en los campos hobbit, en las iniciativas que surgen vigorosas y, ay, siempre minoritarias, de nuestro filón espiritual. Para quien sepa resistir.

Tirso Lacalle

17 de diciembre de 2004 

Pompeyo Trogo

Sobre los habitantes de Hispania:

"Tienen el cuerpo presto para la fatiga y la privación, el alma para la muerte"

¿Como es nuestra lucha?

¿Como es nuestra lucha?

Ellos son muchos y nosotros somos pocos
Ellos tienen el poder y nosotros la voluntad
Ellos tienen el dinero y nosotros la capacidad de sacrificio

Una lucha desigual, ciertamente, tentado estoy de darles ventaja, pues aunque parezca paradójico, somos nosotros los que prevaleceremos
Nuestra es la voluntad de vencer.
Ante sus represiones, ante sus ostentaciones de poder y riqueza, nosotros contestamos con la frase de los valerosos Arditi de la Italia de los años 20:

ME NE FREGO* 

En el fondo me producen tristeza estos infelices que nos creen derrotados
Pue aun cuando perdieramos lo poco que tenemos para enfrentarnos a ellos, seguiriamos luchando pues es la nuestra la "Via Heroica"
¿Serian ellos capaces de lo mismo?

Pero lo que pobremente estamos intentando expresar, queda resumido con claridad prístina en este credo samurai del siglo XIV
  
No tengo parientes, yo hago que la Tierra y el Cielo lo sean.
No tengo hogar, yo hago que mi cuerpo lo sea.
No tengo poder divino, yo hago de la honestidad mi poder.
No tengo medios, yo hago mis medios de la docilidad.
No tengo poder mágico, yo hago de mi personalidad mi magia.
No tengo cuerpo, yo hago del estoicismo mi cuerpo.
No tengo ojos, yo hago del relámpago mis ojos.
No tengo oídos, yo hago de mi sensibilidad mis oídos.
No tengo extremidades, yo hago de la rapidez mis extremidades.
No tengo leyes, yo hago de mi auto-defensa mis leyes.
No tengo estrategia, yo hago de lo correcto para matar y de lo correcto para restituir la vida mi estrategia.
No tengo ideas, yo hago de tomar la oportunidad de antemano mis ideas.
No tengo milagros, yo hago de las leyes correctas mis milagros.
No tengo principios, yo hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mis principios.
No tengo tácticas, yo hago del vacío y la plenitud mis tácticas.
No tengo talento, yo hago que mi astucia sea mi talento.
No tengo amigos, yo hago de mi mente mi amiga.
No tengo enemigos, yo hago del descuido mi enemigo.
No tengo armadura, yo hago de la benevolencia mi armadura.
No tengo castillo, yo hago de mi mente inamovible mi castillo.
No tengo espada, yo hago de mi alma mi espada.


Sirva de inspiración a todo los luchadores



Por la Revolución hacia la Sacra Tradición
 
 
 
* podria traducirse "Por no importa", pero si queremos captar el verdadero sentido de la frase, en nuestra castiza lengua seria algo asi como "Me la pela". 
Ciertamente suena mejor en italiano, y pocas veces en una frase se ha resumido tan acertadamente una postura vital 

Otra falacia patética

Por EL MARQUÉS DE TAMARÓN

25-5-2006 08:33:20

UNA de las falacias más repetidas es que los españoles son indiferentes ante la Naturaleza. Sorprende esta afirmación reiterada y gratuita -auténtica falacia patética, que diría Ruskin- cuando todo a nuestro alrededor indica que en su mayoría los españoles no sólo no son indiferentes ante la Naturaleza, sino que con notable eficacia la detestan. Esa antipatía se manifiesta a veces de forma canallesca, quemando el monte o envenenando animales. En otras ocasiones el estilo es tan sólo achulado, y se desparrama basura en parajes de singular belleza, estridencias de discoteca y moto en el corazón del silencio, pintadas procaces o mitineras en las rocas. Es una manera de decir, con desplante de imbécil, «por aquí he pasado yo, que no soy menos que ese roble tan viejo o esa águila que salió huyendo».

Pero las más de las veces el odio rezuma por omisión más que por acción: los vecinos se sonríen ante el atropello, el juez se encoge de hombros, el Ayuntamiento se inhibe, los Gobiernos callan o fingen. Es la más sincera de las connivencias. «Vaya usted a saber quién lo hizo, sería muy difícil probarlo, además el bosque era muy viejo, y ya es hora de que esto beneficie a las personas y no sólo a los pajaritos». Y suspiran satisfechos los especuladores urbanos, tratantes de madera quemada, cazadores furtivos, extorsionistas, camellos de la droga, piariegos y retenes renegados.

El ejemplo perfecto de la mezcla de resentimiento y estupidez demagógica fue aquella brillante coletilla al lema de la vieja campaña contra los fuegos forestales: «Cuando arde un bosque, algo suyo se quema, señor conde». Añadiendo esas dos palabras, el gracioso -creo recordar que en La Codorniz- convertía el incendio en un acto progresista, puesto que fastidiaba a la oligarquía. Y además heroico, ya que en aquel entonces la Guardia Civil aún era o podía ser severa.

Huelga decir que esa bellaquería en particular no es ya políticamente correcta. Pero otras sí, pues casi todo es turbio en ciertas actitudes sociales. Ni siquiera los delincuentes, que deberían ser fieles a su imagen social de dechado de lógica -lógica egoísta y amoral, pero lógica al fin- son tal cosa cuando se dedican a destruir la Naturaleza. Rara vez actúan con la frialdad de un delincuente puramente racional, como por ejemplo un monedero falso. Éste tan sólo busca el estricto provecho económico, mientras que el incendiario, con independencia del posible lucro, suele disfrutar haciendo daño. Diríase que en ese terreno hay tanto o más odio que codicia. A veces cabe preguntarse si ciertos vertidos tóxicos o incendios no tendrán más en común con los crímenes de los violadores que con los de malhechores supuestamente racionales como los ladrones. Después de todo es de suponer que el sueño de quien aspira a hacer el mal perfecto es mancillar a su madre y luego matarla, y eso es, en exacta metáfora, lo que hacen miles de autores de delitos ecológicos al año, sobre todo en verano. Si tan sólo buscasen el lucro, es probable que escogieran otros delitos más rentables y que causan menos dolor innecesario.

Lo más triste, sin embargo, es que lo turbio de las motivaciones de los delincuentes parece desdibujar las propias reacciones de la opinión pública, de las autoridades y de los periodistas. No conozco otro ámbito donde haya menos ideas claras y menos acciones decididas. Abunda, eso sí, la palabrería. Todas las fuerzas políticas coinciden en sus ansias retóricas de «preservar el medio ambiente» (artículo 38 de la Constitución de 1978), pero ninguna muestra respeto siquiera por su propio nombre; se conoce que no va con ellas lo de nomen est omen. Los socialistas valoran muy poco en la práctica el primer bien social, que es la Naturaleza. A los conservadores no les interesa mucho conservar esta vieja piel de toro, tan llena de mataduras. Los verdes, absortos en la izquierda unida, tienen mucho más de izquierdistas que de verdes. Y los llamados ecologistas nunca se manifiestan cuando el desastre ecológico ocurre donde gobiernan las izquierdas.

Prueba de lo que antecede es la anarquía urbanística en casi todos los municipios españoles. Sea cual sea su militancia política, el sueño megalómano de un alcalde es benidormizar entero su término municipal, edificarlo del uno al otro confín. Yerran quienes atribuyen el anhelo a un afán de beneficio personal. Por lo común no se trata de cohecho sino de una fe pétrea en el progreso, entendido éste como un aumento acelerado del casco urbano y del número de automóviles en circulación.

Contra creencia tan firme no hay leyes que valgan, y menos en un país latino, donde la tradición es legislar profusamente pero sin luego aplicar las normas con demasiado rigor. A veces, sin embargo, triunfan paradójicos escrúpulos y ocurre, por ejemplo, que se paraliza la declaración de tal Parque Nacional para no verse obligados a entorpecer los negocios de la construcción ni sufrir la consiguiente pérdida de votos.

Quizá por el mismo prurito oficial de discreción -acaso para evitar la llamada alarma social- no sea posible averiguar cuántos están en la cárcel tras los incendios, casi todos provocados, de 180.000 hectáreas forestales en toda España durante el pasado año 2005, o por cualquier otro delito ecológico (se dice oficiosamente que nadie está en prisión por un quítame allá esas pajas, aun ardientes). Pero cuesta creer que haya voluntad oficial de sigilo, pues los poderes públicos no pueden ignorar el auténtico sentir popular ante todos estos abusos y delitos: la sonrisa suficiente. Como mucho, los políticos evitarán en lo sucesivo reconocer las amplias complicidades del pueblo soberano con los incendiarios, después del revuelo causado en agosto pasado por la franqueza de la ministra de Medio Ambiente al admitir que existía «tolerancia social» en Galicia y en el resto de España, que impedía la identificación de los culpables.

A la tolerancia podía haber añadido la desidia. Mientras escribo estas líneas y para no perder el sentido de la realidad más humilde, tengo a mi lado una bolsa de carbón vegetal para barbacoas hecho en el Paraguay y comprado esta primavera en unos grandes almacenes madrileños. O sea, que mientras ardían los montes españoles porque nadie era capaz de atajar el fuego, ya que el sotobosque no se mantiene limpio desde que desapareció el piconeo, estábamos importando picón de una selva situada a diez mil kilómetros de distancia.

Y es que aquí, como en otros asuntos nacionales, el problema no está tanto en el Gobierno o los Gobiernos de la nación cuanto en la nación del Gobierno. Un pueblo que no cree en él mismo -en su historia ni en su naturaleza- mal puede exigir fe y voluntad a sus Gobiernos. Y éstos -unos más que otros, es cierto- tendrán la perpetua tentación de zanjar los problemas «como sea». Es decir, sin resolverlos.

 

Vídeo humorístico del catacrack

Yukio Mishima

«¿Cómo es posible denominar "hombre de acción" a quien por su trabajo de presidente en una empresa hace ciento veinte llamadas telefónicas diarias para adelantarse a la competencia? ¿Y es tal vez un hombre de acción el que recibe elogios porque aumenta las ganancias de su sociedad viajando a países subdesarrollados y estafando a sus habitantes? Por lo general, son estos vulgares despojos sociales los que reciben el apelativo de hombres de acción en nuestro tiempo. Revueltos entre esta basura, estamos obligados a asistir a la decadencia y muerte del antiguo modelo de héroe, que ya exhala un miserable hedor. Los jóvenes no pueden dejar de observar con disgusto el vergonzoso espectáculo del modelo de héroe, al que aprendieron a conocer por las historietas, implacablemente derrotado y dejado marchitar por la sociedad a la que deberán pertenecer algún día. Y gritando su rechazo a semejante sociedad en su conjunto, intentan desesperadamente defender su pequeña divinidad»

Lecciones espirituales para jóvenes samurais

Yukio Mishima

Pérez Reverte, impagable.

 

Me interpela un lector algo –o muy– dolido porque de vez en cuando aludo a España como este país de mierda. El citado lector, que sin duda tiene un sentimiento patriótico susceptible y no mucha agudeza leyendo entre líneas, pero está en su derecho, considera que me paso varios pueblos y una gasolinera. Le extraña, por otra parte, y me lo comunica con acidez, que alguien que, como el arriba firmante, ha escrito algunas novelas con trasfondo histórico, y que además parece complacerse en recuperar episodios olvidados de nuestra Historia en esta misma página, sea tan brutal a la hora de referirse a la tierra y a los individuos que de una u otra forma, le gusten o no, son su patria y sus compatriotas.

La verdad es que podría, perfectamente, escaquearme diciendo que cada cual tiene perfecto derecho a hablar con dureza de aquello que ama, precisamente porque lo ama. Y cuando abro un libro de Historia y observo ciertos atroces paralelismos con la España de hoy, o con la de siempre, y comprendo mejor lo que fuimos y lo que somos, me duelen las asaduras. Aunque, la verdad, ya ni siquiera duelen Al menos no como antes, cuando creía que la estupidez, la incultura, la insolidaridad, la ancestral mala baba que nos gastamos aquí, tenían arreglo. La edad y las canas ponen las cosas en su sitio: ahora sé que esto no lo arregla nadie.
España es uno de los países más afortunados del mundo, y al mismo tiempo el más estúpido. Aquí vivimos como en ningún otro lugar de Europa, y la prueba es que los guiris saben dónde calentarse los huesos. Lo tenemos todo, pero nos gusta reventarlo. Hablo de ustedes y de mí. Nuestra envilecida y analfabeta clase política, nuestros caciques territoriales, nuestros obispos siniestros, nuestra infame educación, nuestras ministras idiotas del miembro y de la miembra, son reflejo de la sociedad que los elige, los aplaude, los disfruta y los soporta. Y parece mentira. Con la de gente que hemos fusilado aquí a lo largo de nuestra historia, y siempre fue a la gente equivocada. A los infelices pillados en medio. Quizá porque quienes fusilan, da igual en qué bando estén, siempre son los mismos.
Pero me estoy metiendo en jardines complejos, oigan. El que quiera tener su opinión sobre todo eso, acertada o no, pero suya y no de otros, que lea y mire. Y si no, que se conforme con Operación Triunfo, con Corazón Rosa o con Operación Top Model, o como se llamen, y le vayan dando. Cada cual tiene lo que, en fin, etcétera. Ya saben. Por mi parte, como todavía me permiten y pagan este folio y medio de terapia personal cada semana –es higiénico poder morir matando–, me reafirmo un día más en lo de país de mierda. Y lo voy a justificar hoy, miren por donde, con una bonita anésdota anesdótica. Una de tantas.  
Verán. Un niño de siete años, sobrino de un amigo mío, observando hace poco que varios de sus amigos llevaban camisetas de manga corta con banderas de varios países, la norteamericana y la de Brasil entre ellas –algo que, por lo visto, está de moda–, le pidió al tío de regalo una camiseta con la bandera española. «Van a flipar mis amigos, tito», dijo el infeliz del crío. Según cuenta mi amigo, el sobrinete bajó al parque como una flecha, orgulloso de su prenda, con la ilusión que en esas cosas sólo puede poner una criatura. A los diez minutos subió descompuesto, avergonzado, a cambiarse de ropa. El tío fue a verlo a su habitación, y allí estaba el chiquillo, al filo de las lágrimas y con la camiseta arrugada en un rincón. «Me han dicho que si soy facha o qué», fue el comentario.
Siete años, señoras y caballeros. La criatura. Y no en el País Vasco, ni en Cataluña, ni en Galicia. En la Manga del Mar Menor, provincia de Murcia. Casualmente, y sólo una semana después de que me contaran esa edificante historia infantil, otro amigo, Carlos, gerente de un importante club náutico de la zona, me confiaba que ya no encarga polos deportivos para sus regatistas con el tradicional filetillo de la bandera española en las mangas y en el cuello. «En las competiciones con clubs de otras autonomías –explicó– están mal vistos.»  
Dirán algunos que, tal y como anda el asunto, podríamos mandar a tomar por saco ese viejo trapo y hacer uno distinto. Al fin y al cabo sólo existe desde hace dos siglos y medio. Podríamos encargarle una bandera nueva, más actual, a Mariscal, a Alberto Corazón, a Victorio o a Lucchino. O a todos juntos. Pero es que iba a dar igual. Tendríamos las mismas aunque pusiéramos una de color rosa con un mechero Bic, un arpa y la niña de los Simpson en el centro; y en las carreteras, el borreguito de Norit en vez del toro de Osborne. El problema no es la bandera, ni el toro, sino la puta que nos parió. A todos nosotros. A los ciudadanos de este país de mierda.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La historia de las cosas.

 

Documental interesantísimo de Annie Leonard.

http://www.storyofstuff.com

Breno envía una crítica... cinematográfica.

Salve

me he quedado con ganas de poder enviaros la escena de deportacion de la pelicula "El Barbero de Siberia", pero no esta disponible en Internet :(
Una lastima por que la escena es memorable (y mas si me imagino a quienes dariamos el privilegio de ser protagonistas de dicha escena)

Sin embargo he encontrado esta en la que los camaradas del cadete deportado, van a despedirlo al tren en el que lo trasladan a Siberia (unos buenazos estos zaristas, yo no gastaria gasolina, o carbón en este caso, con gente sana que puede ir andando los 3000 km) 
Una bella imagen de camaraderia para recordar, tengamos en cuenta que todos se arriesgan a severos castigos, no precisamente al arresto de fin de semana que solia acostumbrarse en esta entidad antes llamada España, en los tiempos de la leva obligatoria

Obviad por eso, los ultimos 30 segundos que son un poco de lloronas :P


El director Nikita Mikhailov, que como acostumbra , hace un papel en la pelicula encarnando el papel del Zar Alejandro, esta considerado unanimamente el mejor director de Rusia y tiene en su elenco obras como:

12 donde con la excusa de la deliberación de un jurado hace una fría radiografia de al actual sociedad rusa, pero dejando sitio a valores como el honor y la lealtad, la anteriormente mencionada El barbero de Siberia donde da hace un retrato de la socieda zarista con sus luces y sus sombras, Quemado por el sol donde critica las purgas estlinistas o Urga donde describe el choque entre culturas en la estepa
y ha producido obras historicas como la epica 1612 ,no estrenada ni distribuida en España a causa de las presiones de la mafia hollywoodiense, pero de la que puede verse el trailer

Mikhailov que fue siempre critico con el poder, tantos tiempos sovieticos como en la era Yeltsin, es sin embargo un ferviente partidario de Vladimir Puttin.

Esto le ha valido feroces críticas de la mugre-progre-titiritera de este país Expaña, que le acusa de "haberse vendido al poder", y quien proclama esto, los mismos miserables que se llenan la boca  de antiamericanismo, pero luego lloriquean implorando  la atención del entramado mefisto-hollywoodiense, y tienen orgasmos anales si les conceden un Oscar (supongo que pensando en el uso que le daran a la estatuilla en la intimidad)

Y aqui me hago una reflexion, como hasta las pequeñas cosas, muestran la diferencia entre un gran país y la parodia de lo que un dia lo fue, haciendo paralelismos
En el extremo mas oriental de Europa (al final sera verdad lo de Ex Oriente Lux), un reputado director se permite hacer una superproduccion sobre la guerra de liberación del pueblo frente a una invasión extranjera (polaca) , de gran exito aunque silenciada en Occidente
En el extremo mas occidental de Europa se hace otra superproduccion sobre un mismo tema, la guerra de liberación del pueblo frente a una invasión extranjera (francesa) y surge la polemica, que si se han gastado demasiado dinero (no os lo van a regalar a vosotros para hagais un bodrio invisionable que aburre a los muertos), que si la guerra no era justa y que fue una guerra civil entre españoles (en tus sueños humedos chaval), que si han asignado a dedo al director (que conste que Garci, no es plato de mi gusto y habra que ver la pelicula, pero que esperaban que se la dieran a Almodovar para que recreara la historia de amor entre un "chispero" madrileño de Chueca, que sale del armario al enamorarse de un bigotudo jenizaro bien plantado, historia que discurre tragicomicamente mientra hordas de homofobos de ambos bandos se empeñan en acabar con los enamorados y en sus ratos libres matarse entre si, con cameo especial del asqueroso del director como cantinera transexual y espía al servicio de Inglaterra)

Que asco de país que fue un dia las Españas, que paren que me bajo...

Por lo pronto ademas de latín voy a empezar a aprender ruso, que siembre sera mejor aprender de buen gusto una lengua europea, que no a la fuerza chino

Vita militia est

Breno

El dinero es deuda

Interesantísimo video sobre el dinero:

 

"La lógica más elemental (la de la calle, la del 2+2 son 4) nos dice  dinero no debe ser mas de que una unidad de intercambio que facilita el intercambio de productos y servicios.

La generación de dinero se haria pues mediante el "trabajo", cuando realizamos un servicio a la Sociedad (desasnando en el aula a los hijos del vecino, montandole un sistema de alcantarillado, manufacturando un producto... ) esta reconoce una "deuda" con nosotros retribuyendonos con un justificante de esta deuda (dinero), mediante el cual podremos adquirir los productos o servicios que necesitemos, traspasando este justificante de deuda a quien nos los proporciona.
El dinero circulante en un momento dado (simplificando mucho por supuesto) asi indicaria la cantidad de riqueza (productos o servicios) que posee una Sociedad.

Por contra, la casta bancaria, ha implantado una forma mas retorcida de generar dinero, una forma diabolica que coloca el dogal de esclavo a todos los ciudadanos: el dinero se genera, no por el trabajo, sino cuando alguien lo solicita bajo promesa de devolverlo mas cuantiosos intereses , es decir a cuenta de un trabajo a realizar en un futuro.
De esta forma el dinero se convierte en algo etereo que no sirve ni para cuantificar el valor de un trabajo realizado (los intereses los distorsionan) ni la cantidad de riqueza que hay en un momento dado en la Sociedad (la promesa de trabajo no garantiza que se vaya a traducir en productos o servicios)

Pero mejor ved el video, son 47 minutos pero vale la pena, describe pristinamente todo el proceso que la mafia politico-bancaria ha querido ocultar.
Y no se queda aqui, sino que ademas plantea alternativas al actual Sistema, y curiosamente, la que dan como mas valida coincide punto por punto con las politicas llevadas a cabo durante la primera mitad del siglo pasado en cierto pais del corazón de Europa que lo llevaron a una prosperidad compartida por todo el pueblo nunca vistas en la Era Moderna, y por las que debio enfrentarse a la ira desatada del resto del mundo, que tras aplastarlo cruentamente, sigue persiguiendo bajo falsas acusaciones las Ideas que permitieron ese inesperado resurgir

Pero no me enrollo mas mirad el video, no os arrepentireis."

Breno

 

 

Apreciaciones epistolares sobre la banca. LRN sigue el tema.

Apreciado magister fraterno:
 
No puedo mas que estar de acuerdo con Breno: la premisa de todos estos lios es el pútrido sistema nacido del 78.
Desde entonces los políticos de turno: ucd, psoe, ap ( luego pp) iu, ciu, pnv, cds, etc,,etc, etc. Han aceptado como dogma que la banca tiene barra libre. Barra libre otorgada por los favores de la banca a los políticos tales como: condonaciones de sus millonarias deudas, asalto a las Cajas de ahorros ( fin social) por sus adláteres y conmilitones, retiros generosamente pagados en sus consejos de administración, liberados sindicales a porrillo en el sector bancario, amén de otras multiples gabelas.
Entiendo, que la banca no es una organización benéfica, como cualquier negocio, necesita resultados y objetivos, hasta ahí de acuerdo.
Lo que no se explica es la función de la banca como defensora y tapadera de chanchullos políticos.No veo mal, que la gente con sus ahorros, acuda a la bolsa, a fondos de inversión, etc. Esto en sí, no es malo. Lo perverso es la alteración de las reglas y normas por parte de la casta dirigente para sus fines.

Parto de la base que esta crisis es el Némesis de una crisis moral y ética de Occidente, la perversión de sus valores y la aceptación de un modo hedonista e individualista de sociedad.Sin una inversión de valores, todas, repito, todas las medidas, no servirán para nada. La crisis, tarde o temprano pasará, me temo, no así, este sistema de vida y organización social en el que nos hallamos.
Sin un nuevo orden social, político y económico es imposible rgenerar y sanear lo actual.

Janus sobre la bebida

     Hace poco leímos un artículo muy interesante  de Isidro-Juan Palacios sobre el simbolismo de las bebidas. En las civilizaciones tradicionales y pre-modernas, se crearon ’bebidas de fuego’, es decir alcohólicas,  ya que el ardor y embriaguez que producían se asimilaban al calor solar, a la potencia y calentor del Astro Rey. Bebidas como el vino, la cerveza, el vodka, etc. eran consideradas por estos pueblos que vivían la Tradición, bebidas sagradas. Pero con la llegada de la modernidad, sobre todo en la etapa final del Kali-Yuga, la civilización moderna prototípica como es la americana ha inventado su propia bebida ’sagrada’: la coca-cola, esta bebida satánica no sólo no produce ardor como las tradicionales, sino que ha de beberse contra mas fría mejor y además su color simboliza el de ese combustible fósil base de la actual economía planetaria -y sobre todo de la americana- y que está convirtiendo nuestro planeta en un inmenso y globalizado estercolero: el petróleo. Éste, en la última gran civilización que hubo en Occidente y que fue la Edad Media, era considerado como ’aqua infernalis’ (agua del infierno). Así pues. esos dos símbolos que refleja esa bebida nauseabunda que es la coca-cola que son el ’frío’ y el ’negro’, significarían, pues, la muerte de la primavera paradisíaca que existía en la Edad de Oro y por otro lado, la maldad. la oscuridad y el caos que acompañan en esta fase terminal del Kali-Yuga o Edad Oscura. No deja de ser curioso cuanto menos de que los gobiernos occidentales por eso de ’las afinidades electivas’ de las que hablaba nuestro Maestro Julius Evola, hagan propaganda masivamente a favor de la Coca-cola y en contra de la bebidas de fuego con la excusa barata de que ’destruyen nuestra juventud’. ¿No quedamos en que nuestros ’maravillosos’ jovencitos son el no va más, tan preparaditos ellos y tan ’echaos pa’lante’? Que estos sean unos auténticos imbéciles incapaces de gobernarse a sí mismos, no es culpa de las bebidas sagradas, además ¿no dicen los textos sagrados que las cosas santas no hay que echarlas a los cerdos?. ¿Por qué no se habla de los destrozos que produce ese veneno negro en el organismo a un plazo más o menos largo?: diabetes debido a los altos contenidos de azúcar, descalcificación ósea sobre todo en los meses de verano debido a que la dependencia de la misma hace que cuando se tiene sed se beba en demasía en detrimento de otras bebidas naturales -agua, zumos, etc.- y que, por lo tanto, dejan a uno en permanente estado de deshidratación, embotamiento de los sentidos, afeminamiento, etc. Los destrozos que el petróleo -agua infernal- hace en la naturaleza, violándola, degradándola y contaminándola, son parejos a los que la coca-cola hace en el organismo humano, es la ley de las analogías ’lo que es arriba igual es abajo’, como decía el adagio hermético. La ciencia de los símbolos es tan precisa como las matemáticas o la geometría.
 
  Un vaso de bebida ’refrescante’ ya sea aqua infernalis (coca-cola o pepsi-cola), o fanta o cualquier otra bebida antitradicional, equivale a un vaso de agua con TRECE CUCHARADAS DE AZÚCAR (lo ponemos con mayúsculas para resaltar lo criminal y bochornoso del asunto) añadidos al mismo. ¿Se imaginan por un momento los destrozos que tales cantidades de azúcar puede llegar a ocasionar al cuerpo humano y más si éste aún está en período de formación al tratarse de consumidores principalmente jóvenes?. Luego está el tema de los edulcorantes que son aún mas dañinos que la propia azúcar: el aspartamo, por ejemplo, es un edulcorante artificial que aparece en alguna de estas bebidas infernales ’sin azúcar’, pero que es altamente cancerígeno... También está el tema de la lata de aluminio donde preferentemente se embotella hoy en día dichas bebidas: está casi demostrado -aunque por supuesto poco o nada se dice de ello- que el aluminio se filtra en la bebida debido al gas carbónico que éstas contienen y que a largo plazo podrían desembocar en graves enfermedades cerebrales como el Alzheimer o el Parkinson. Por todo esto nos causa mucha hilaridad cuando escuchamos las advertencias de ciertos carniceros de bata blanca -¿médicos?; ¿no era antaño la medicina auténtica, una ciencia sacertotal?- aconsejar a diestro y siniestro ’no beber’... ¡A ver: no beber qué!, eso es lo que tendríamos que contestar a esos burócratas de la salud. ¿Por qué estos criminales sin escrúpulos no denuncian este tipo de bebidas infernales mucho mas destructivas que las bebidas de fuego?. Ya lo decía Hipócrates ’que tu alimento sea tu medicina’ y no recurrir, o hacerlo mínimamente si no hay mas remedio, a esos burócratas fríos y desalmados que aún se atreven a jurar cínicamente un juramente en el que ni siquiera creen ni practican (¿cuantos medicuchos de hoy, tan modernos y tolerantes ellos, en día se oponen a las prácticas abortivas?).
 
                                                                                                                              
Janus Montsalvat

Apreciaciones epistolares sobre la banca. Breno responde.

Pues precisamente yo opino lo contrario, quizas en " un Estado fuerte, unitario y probo, en el que la dirigencia y jerarquía se encargasen de sancionar prácticas turbias y corruptas con diligencia y dureza, fuese posible" (LRN dixit) seria posible hacer la reforma que el dice, nacionalizando solo el sistema de credito.

El ve el tema desde una vision economica, pero lo que se necesita es una respuesta POLITICA, ante esta casta inmunda y corrupta que se enriquece dia a dia, especulando con el esfuerzo de los demas, la unica alternativa es la nacionalizacion, dejarles cualquier cuota de poder, por pequeña que sea,  seria un suicidio.
Es preferible los posibles desarreglos iniciales, mientras se estabiliza el nuevo Sistema, a permitir que esa chusma mantenga el control sobre la Economia.

Hay que tener en cuenta que estariamos ante un nuevo paradigma, implantando el "patron trabajo" en el cual el dinero pasara a ser una mera unidad de intercambio, el reconocimiento de una deuda del Sistema (o de la Sociedad si preferis) contigo por un trabajo realizado en beneficio de todo el. Con esa unidad podras pagar el trabajo de otros para cubrir tus necesidades (las basicas y las no basicas, que comunistas no somos y  no queremos mercados negros).
Tan sencillo como eso

Frente a ello tenemos a esta caterva que considera el dinero como un producto mas, con el que especula, creando falsa riqueza.

Es necesario pues una Revolucion Total, un cambio de paradigma , y no poner meros parches.

Tengamos en cuenta que para hacer las reformas que propone LRN, se deberian tener poder politico absoluto, sino los banksters (me encanta esa palabra) no iban aceptarla, y si tenemos el Poder, ¿por que conformarnos con meros retoques?
(Realmente algo lejano que tengamos alguna probabilidad de ganar el Poder, pero soñar es gratis....)

El sistema bancario se simplificaria , ya que no se venderian "productos", sino que se gestionaria el circulante de todos (el real, no el ficticio creado artificialmente por bancos y cajas), pudiendo medirse en todo momento la Riqueza real del pais (la generada por el trabajo)

Respecto a la burocratizacion, pues no habia que tener miedo a ella, pues partiendo del hecho que creemos en la igualdad de derechos (y obligaciones) de todos los trabajadores, se acabarian las prebendas de los "funcionarios publicos"
Se considerara que todo trabajador que no cumpla adecuadamente sus funciones, trabaje para el Estado o para una empresa privada, esta estafando a la Sociedad, ya que esta recibiendo unos ingresos por un trabajo que no realiza, lo que perjudica a la totalidad, y se actuaria en consecuencia para arreglar dicho "desajuste".
Por otra parte la protección de los trabajadores debera ser la misma, independientemente de si esta en una empresa publica o privada, pues en el fondo todos trabajan para el Sistema
Sin tener la silla asegurada pase lo que pase, se acabaria la cultura del escaqueao y el "vuelva usted mañana" (amen de que contra mas responsabilidad, mayor castigo en caso de incumplirla)

Es gracioso ver como los adalides del neoliberalismo, exigen ahora la nacionalizacion de los bancos (que es de facto lo que se esta haciendo en EEUU y se propone en Europa): se nacionalizan los bancos, para socializar las perdidas, y una vez saneados, se devolveran a sus antiguos propietarios (ocultos parapetados tras Megacorporaciones)
Por lo menos Federico I el infame, es consecuente con sus creencias y reniega de esta ola de intervencionismo (eso se lo reconoceremos aunque sea un hp sionista)

Extraña forma de creer en el laisser-faire, capitalismo salvaje (campi qui pugui) en epocas de ganancias, pero intervencionismo de estado cuando hay perdidas, que me cuesta mucho mantener el yate
Pues no, si ahora se socializan las perdidas (se pagan con el dinero de todos),  el control deberia seguir en manos del Estado, una vez se arregle el desaguisado (si se arregla, y no es el colapso total del sistema, Odin mio que se colapse, que se colapse por siempre jamas... )

Otra cosa es que la casta politica sea tan corrupta y miserable como la financiera, de ahi los miedos de LRN, pero es que mientras se mantenga el actual Status Quo, nos tiene que traer al pairo si la banca es nacional o privada, asi como si gobierna la izquierda o la derecha, todos forman parte del Sistema  que hay que derrocar

En fin ojala esto explote del todo (lo dudo) y no tengamos miedo a que lo haga, tenemos mucho menos que perder que los que han especulado, y por fuerza de espiritu y ganas de trabajar no sera.
Las crisis son un peligro pero tambien una oportunidad (la palabra crisis en japones se traduce como peligro-oportunidad), y quien sabe sino sera esta nuestra oportunidad para comenzar el Camino que llevara a la destruccion de nuestros INIMICUS

Por supuesto con lo que si que estoy de acuerdo es con la cuerda de presos, pero mas que a Somalia, yo los mandaria, a pie por supuesto,  a Siberia, "motivados" (ahora se lleva mucho eso de la motivación) por un batallon cosaco y sus knuts.
Alli en el Limes Oriental servirian de barrera humana antes las previsibles invasiones chinas que vendran en pocos años.

Para que os imagineis, una escena muy parecida a la de los deportados en el "Barbero de Siberia" de Nikita Mikhailov, gran pelicula y gran director, pero en lugar de trenes en el coche de San Fernando

Democratia delenda est

Breno

Apreciaciones epistolares sobre la banca de LRN

Magister fraterno:
Te envio la noticia aparecida en Info, sobre el veto a Canta. La campaña Los Españoles Primero, está dando bastante que hablar y parece que algo se está moviendo respecto a la inmigración/ invasión.
Respecto a tu comentario sobre la nacionalización de la banca, opino lo de siempre. Creo sería mas sangrante para el estado, más onerosa para el ciudadano, y contribuiría a aumentar la burocracia, extensísima en esta atroz España de las autonomias. Imagínate la de liberados sindicales de UGT y CCOO, que estarían chupando del bote a costa de todos.
Tal vez, en un EStado fuerte, unitario y probo, en el que la dirigencia y jerarquía se encargasen de sancionar prácticas turbias y corruptas con diligencia y dureza, fuese posible. Ya conoces mi opinión, nacionalización del srervicio de CRÉDITO, pués considero que este producto bancario es el que mas necesitan las familias ( hipotecas, estudios de hijos, etc) y la pequeña y mediana empresa ( financiación). Esto, no es tan difícil, con un proyecto de ley, que obligue a quien posea ficha bancaria, cobrar una pequeña intermediación por el prestamo de dinero, dinero qué, recordemos, no es de la entidad, sino de sus depositantes, por tanto, el circulante es de todois y se utiliza en beneficio de todos, a costes, asumido por todos.
Los otros productos: activos financieros, acciones, planes de pensiones, etc, deberían estar sujetos a leyes claras, lógicas y transparentes, para asegurar que ese dinero depositado en el banco X, y utilizado por este en ofrecer esos servicios, es gestionado con transparencia, sin engaño y con las obligaciones y derechos muy claros, qué, en caso de imcumplimiento por el Banco o entidad, sea sancionado fuertemente por práctica engañosa o estafa, con la consiguiente sanción, tanto administrativa como penal para el responsable, cosa que hoy no sucede, por el maridaje bastardo ente políticos y banqueros, dejando los primeros barra libre a los segundos, para financiarse y, sobre todo, dejar de pagar las terroríficas deudas acumuladas, que los bancos nos cobran a nosotros.
Vería con agrado, una cuerda de presos especuladores y destructores de la economía productiva, llevados a galeras en Somalia, a ver si los piratas de esos lares, los pasan por la quilla, con la aprobación de los que vamos a arruinarnos por su culpa.
Estos bastardos de la economía especulativa han montado este pifostio, oneroso pifostio para todos, con la absoluta seguridad que sus haciendas y libertad, estarán a salvo, sin ningún tipo de responsabilidad en los robos que han cometido con la complacencia y aprobación de esa casta política qué, a la postre, acabará en algún consejo de administración, de estos perros que nos llevan a la ruina.
En fin, resistiremos lo que podamos, pero una buena guillotina como alerta y escarmiento a futuras depredaciones, no lo vería nada mal, pero que nada mal...
Con mucha fe en los buenos, honestos y luchadores patriotas, sigo en la brecha.
Adelante Frente Nacional.
Un fuerte abrazo

LRN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Democráticas discusiones

 

Dos payasos discutiendo, quien sabe de qué, en el programa La Noria. La tiparraca se la recuerda por afirmaciones tales como: 

"Al pueblo no se le informa, se le reeduca". 

La bicha en cuestión, muy católica por cierto, fue directora de informativos de TVE durante el felipismo. Esto es el tipo de gentuza (líderes de opinión se autoproclaman) que se permite darnos lecciones de moral y estilo.

 

"El hombre que  tiene la Virtud no discute; el hombre que discute no tiene la  Virtud", 

Lao Tse, "Tao-te-king"

"Nos preocuparemos poco de discutir y "demostrar".  Las verdades que pueden hacer comprender el mundo tradicional no son las que se "aprenden" y "discuten". Son o no son."

Julius Evola, "Revuelta contra el mundo moderno"

Julius Evola

El estimado camarada Eduard Alcàntara ha creado una presentación sintetizando el pensamiento del filósofo italiano Julius Evola. Genial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres